¿Es posible la existencia de seres como el big-foot, el yeti, el , y especimenes parecidos en nuestro mundo actual?

Por Raúl Núñez

Durante muchos siglos indígenas nos han indicado que estos seres no eran desconocidos en antaño, y más aún, nos señalan que de alguna forma pudieran ser descendientes de la unión de humanos con una raza de desaparecida.

En muchas partes de nuestro planeta hay testimonios de la existencia de esta raza sobrenatural.

La montaña de El Yunque en la isla de Puerto Rico, nos aporta toda una serie de personajes imposibles, donde los continuos testimonios de sus nos hacen pensar que algo debe existir y que aún desconocemos.

Testimonios oculares hablan que en El Yunque y lugares cercanos donde aparecen criaturas gigantes, verdaderos monstruos, que salen de sus desconocidas madrigueras durante las noches a vagar por el área.

La isla de Puerto Rico fue descubierta por Colón en su segundo viaje, el día 19 de Noviembre de 1493. Hoy en día su verdadero nombre es, Estado Libre Asociado de Puerto Rico, y en un lejano año de 1898, luego de la guerra Hispano-Americana fue cedida a los Estados Unidos, terminando su estado de colonia española.

Los aborígenes le llamaban a la Isla de Puerto Rico, “Borinquen”. Se cree que los primeros pobladores de Puerto Rico fueron los indios Guanacahibes, que vivían en cavernas, posteriormente llegaron los que seguramente provenían de Guyana o de Venezuela.

Los Tainos tenían la piel cobriza, ojos asiáticos (oblicuos), pómulos y mandíbulas prominentes, cabellos lacios y negros, la frente algo inclinada hacia atrás y eran de estatura bastante mediana. Vivian en poblados que llamaban “yucayeques”. Sus creencias eran adorar a un Dios del Bien que llamaban Yukiyu. Este Dios según ellos, habitaba en la montaña también llamada Yukiyu. Los españoles le cambiaron el nombre original de Yukiyu por El Yunque, quizás por el parecido de ésta con el aparato que usan los herreros para sus trabajos.

Existe una Cordillera Central que se extiende por todo el interior de la isla y sus estribaciones se prolongan hacia el Nordeste *Sierra de Luquillo* precisamente donde se origina el ángulo puertorriqueño del famoso .

En esta Sierra de Luquillo está la famosa montaña reconocida como El Yunque, cuyas laderas comienzan a escaparse a unos 300 metros de la parte de la costa donde se forma el ángulo puertorriqueño del Triángulo y tiene una altura de aproximadamente 1.065 metros de altura.

Alrededor de El Yunque hay poblados como, Naguabo, Fajardo, Maunabo y otros menores. En estos momentos El Yunque esta bajo la jurisdicción de la Agencia Federal National Park Service de los EEUU, pero quizás el accidentado terreno que abarca esta montaña y lo difícil de controlar, hace que se continúe produciendo testimonios de criaturas desconocidas dignas de una película de terror o de la leyenda más remotas.

¿Cómo es El Yunke realmente?

La descripción más acertada es imaginarse un paisaje casi paradisíaco, donde existen más de noventa y dos distintas especies de orquídeas salvajes, árboles tropicales que forman un tupido bosque casi impenetrable en muchos lugares, además de estar siempre presente un ruido ensordecedor de aves de todo tipo. También hay innumerables saltos de aguas cristalinas y profundísimos barrancos. Entre los lugares preferidos por los visitantes esta la playa de Luquillo y el Yunque Rain Forest. No existe un lugar de este sitio donde no se hable de leyendas compuestas por duendes, monstruos, genios, brujos, y ahora en los últimos 30 años se han agregado avistamientos de Ovnis y misteriosas de personas. Dentro de este contexto es donde se desarrolla una supuesta casuística de hechos extraños que de no ser por los testimonios serios y provenientes de personas de conducta intachable no tenemos por que dudar de sus apreciaciones por extraño que nos parezca.

Seguramente lo más cercano que tenemos en el tiempo es el increíble ser que se denominó “chupacabras” o “chupa-sangre” en otros países de Centroamérica, ya que este sorprendente ser traspaso las fronteras marítimas de la isla y se ha visto en Costa Rica, Guatemala, México, incluso en Brasil y en algún país sudamericano.

También en España han existido esporádicos ataques a ganado donde a primera vista han existido ciertos matices parecidos a los ataques del chupacabras puertorriqueño, pero hasta el momento no se ha logrado llegar a conclusiones concretas al respecto.

En esta oportunidad trataremos un personaje poco conocido en Europa, que también tiene su curriculum de apariciones en El Yunque, posee una gran similitud con el big-foot americano, o el yeti de los Himalayas. Numerosos son los testimonios de personas que dicen haber visto este ser peludo, apestoso, y que puede ser considerado como uno más de los increíbles seres que habitan este peculiar lugar llamado El Yunque.

El cangudrilo

Recreación artística del cangudrilo. (c) Alehia

Aunque sus antecedentes provienen de mucho tiempo atrás nos detendremos en sus apariciones más espectaculares que ocurrieron en el año 1975 y que trajo de cabeza a muchas poblaciones, quienes aterrorizados ante la continua presencia de este ser peludo y mal oliente; muchos pobladores cambiaron de domicilio ante las continuas visitas de este misterioso ser peludo, visitas que eran todas nocturnas. El Cangudrilo, como lo denominan en aquella zona, quizás deba su nombre a que muchos testimonios dicen haberlo visto saltar en forma parecido a un canguro australiano. Las descripciones nos detallan un ser gigantesco de unos siete pies de altura, nocturno, mal oliente, camina erguido y tiene un aspecto de simio grande, pelaje oscuro y con grandes ojos que despiden una luminosidad rojiza. En este último detalle las descripciones concuerdan casi todas. Donde no concuerdan es en su agresividad pues no se sabe si mata para comer y es muy asustadizo, ya que su huída siempre muy rápida más de una vez ha sido acompañada de disparos de los pobladores afectados.

Pánico en agosto de 1975 en El Yunke

El día Sábado 9 de Agosto de 1975 El Vocero de Puerto Rico en su titular escribía: EL CANGUDRILO DE MAUNABO. RATREAN ÁREA BUSCÁNDOLO.La información mencionaba que miembros de la Defensa Civil del pueblo de Maunabo dirigidos por su director, además de un grupo de policías de la zona rastreaban el sector denominado La Playa, del barrio Emajagua. Los vecinos atemorizados describían a esta criatura como de siete pies de altura, pelaje oscuro, y que se acercaba y tocaba las puertas o ventanas de los vecinos a altas horas de la noche. Muchos pobladores atemorizados optaron por cambiarse del lugar, mientras otros realizaban guardias nocturnas provisto de machetes y otras armas para perseguir a esta extraña criatura.El día Lunes 11 de Agosto de 1975 El Vocero hace alusión en otro titular a la alarma causada por el Cangudrilo, escribe textualmente: CANGRUDILLO OBLIGA A MUDARSE A VECINOS DEL BARRIO MAUNABO.

A partir de esta fecha los hechos y testimonios se disparan y el Cangudrilo es perseguido y localizado en varios sitios a la vez. Algunos testimonios, los más coherentes lo vieron bajar de una loma conocida como La Loma Méndez Neco. Varios vecinos de la zona vieron al cangudrilo correr con increíble agilidad, desapareciendo entre la maleza, o lanzándose al mar en la playa y perdiéndose bajo las olas. En este punto hay que mencionar que el investigador americano de origen cubano, Don Virgilio Sánchez-Ocejo entre sus muchas investigaciones en el área de Miami (Florida, EEUU) a recogido varios testimonios de estos seres peludos, de aspecto de simio, y que no solo se desplazan por tierra a una velocidad increíble, sino también no tienen reparo en lanzarse al mar, donde al parecer también es un lugar que no les resulta extraño. Precisamente el investigador americano relataba a quien escribe un extraño episodio que vivió un pescador en los muelles de este extenso estado americano que es Florida.

¿El cangudrilo o el pata-grande en Miami?

En el año 1987 un pescador que se encontraba faenando desde la orilla de un muelle en la zona de Cutler Ridge en Miami, sintió que el agua se removía a unos 15 metros donde estaba él. Sorpresivamente emergió un ser peludo, bípedo, de largos brazos, y con ojos rojizos que olía a podrido. El pescador quedó inmovilizado por el miedo, pero ante su sorpresa el ser salió del agua y al parecer le interesaban más los peces que estaban detrás del testigo, que su propia persona. Según testimonio de este pescador el ser arrastraba la pierna izquierda para caminar dando la impresión de tener un defecto físico, y volvió a registrar el olor fétido que emitía esta criatura. Cuando el ser peludo se acercaba al grupo de peces que estaban amontonados detrás del pescador un coche que venía por la carretera de los muelles hizo su aparición con las luces halógenas encendidas y en ese momento el ser bípedo se volvió y emitiendo un gruñido se tiro nuevamente al agua hasta desaparecer totalmente. Las personas del coche que venían a pescar encontraron totalmente inmovilizado al pescador quien tarda bastante en recobrarse de la impresión. Como dato curioso se puede añadir que las semanas siguientes fueron de testimonios de Big-foot o Patagrandes en las zonas boscosas del Everglade National Park, también Cape Sable, y en la localidad de Flamingo, incluso existe el testimonio de que más de una vez se les disparó cuando buscaban seguramente en los contenedores de basura, esta similitud de apariciones de big-foot con el testimonio del pescador no se pueden asociar, ya que el pescador calló durante cuatro años su experiencia y no volvió más a pescar a ese paraje donde ocurrieron los hechos.

Un testimonio directo de la familia Alamo

En la zona de Trujillo Alto la familia Álamo tuvo la terrible experiencia de sufrir en carne propia la visita nocturna del Cangudrillo, recurriendo a las declaraciones que Ángel álamo realizó al prestigioso investigador isleño Jorge Martín; escribimos textualmente:

“Esa noche estábamos durmiendo en casa y como a la 1:00 h. de la madrugada sentimos que alguien da unos cantazos bien duros en las ventanas de aluminio que están en el cuarto de los niños de atrás. se oía bien fuerte ¡Bam! ¡Bam!. Creí que era uno de mis hermanos haciendo una broma a esa hora grité ¡Ey dejen paso! ¡Dejen eso!. Aquello paró. La ventana estaba cerrada. Ahí eso empezó a hacer como unos ruidos de gruñidos y como que respiraba fuerte. Tenía que ser alto ya que la ventana de los niños estaba casi a 8 pies del suelo. Sentí que agarró un pavo… escuché el alboroto. No me atreví a salir ya que no quería tener la experiencia de mí otro hermano de encontrarse con esa bestia peluda y mal oliente.

No pude dormir más y como tenía que ir a trabajar a las 5:00 h. de la mañana me puse a prepararme. Encontré al pavo aún vivo pero tenía unas heridas raras por toda el área debajo del ala, como del tamaño de una moneda de diez centavos, también observé un enorme boquete como si aquello le hubiese dado un enorme mordisco. Parecía sin sangre, ya que no sangraba, como a la hora murió. La carne se puso de un color verde y violeta, bien feo, y comenzó rápidamente apestar a podrido.

Este testimonio reproducido en este trabajo es uno de los tantos que existen en la zona de Trujillo Alto, donde en algunas barriadas como Dos Bocas también existen testimonios de otras familias que han visto perturbado su sueño ante esta misteriosa criatura que les mutila los pavos y gallinas al parecer a dentelladas. Como verá el amigo lector existe todo un currículo de seres imposibles, y que al parecer se traslada la fenomenología a otras áreas cercanas, como en el ejemplo de Miami, Florida (EEUU). Cada cierto tiempo en esta isla y precisamente cerca de El Yunque surgen nuevos seres que las personas mitifican y no se sabe dónde comienza la fantasía y la realidad, pero para seguir amenizando esta galería de seres imposibles, el día Martes 27 de Junio de 1983, “El Vocero” periódico de la isla daba la noticia de una nueva bestia que había matado 9 cabras en Toa Alta, no solo mataba cabras, sino también vacuno y gallinas, rápidamente fue apodada: “COME-HOCICOS”, el nombre se debe a que todas sus víctimas fueron encontradas con muestras de haber sido dentelladas en el hocico por una gran mandíbula mordedora. La alarma cundió en el sector de Buracabones y en el Barrio Galateo, las autoridades creyeron primeramente que era un Madril que se había escapado de una casa particular, pero ante las infructuosas investigaciones luego las sospechas pasaron a los santeros de la zona que pudieran estar trabajando con sangre de animales para sus ritos. De una forma u otra no se llegó a ninguna conclusión concreta, pero esta especie de mono peludo bien podría haber sido el Cangudrilo o el Big-foot según la zona donde se ha visto.

Siguiendo la huella de seres excepcionales esta vez hemos de trasladarnos al pequeño país de El Salvador. En el año 1992 llegaron a varias radios locales cartas de personas que decían tener graves problemas con una fiera que atacaba sus reses. Las investigaciones se hicieron en el ámbito universitario para determinar que tipo de depredador era este que comía la lengua de las reses una vez que estaba muerta. También se comía las ubres y lo curioso que no se encontraban nunca huellas.

Un campesino declaraba sobre este tema:

A cortadura de la lengua no parece ser hecha con arma filosa, sino que más parece que ha sido chupada.

Algunas otras personas dicen que es un gran pájaro con cola de culebra que ahorca a la res. Nos preguntamos ¿Cómo podrá una ave dominar una res grande y forzarla a abrir la boca para devorarle la lengua? Sólo cabría suponer que sí fuese una ave ésta inyectaría algún anestésico para paralizar a la res. Explicaciones, teorías, hipótesis sobre este curioso animal se dan de todo tipo. Consultado varios veterinarios al respecto y profesores de la Universidad de El salvador nos dicen que podría tratarse de una “diabetes”. Esta enfermedad podría causar gangrena en la lengua o la ubre. Agregan que, hay que tomar en cuenta que esta enfermedad no se nota cuando el animal esta enfermo, pues la gordura, que suele ser síntoma de diabetes, lo hace parecer un animal sano. La explicación podría darse por ese lado pero la gran cantidad de casos que ocurrieron en 1992 nos hace pensar en otras posibilidades sin descartar ninguna otra hipótesis.

Fuente: Abierto al Universo Nº 10