Tepetitlá

Hace algunos meses, vecinos de Tepetitlá en México encontraron una tallada en un campo de cultivo. Se trata de una pieza prehispánica hecha en de color verde, tiene 1,20 m. de alto y unos 80 cm. de ancho. Al parecer podría ser una especie de brasero y actualmente se encuentra sobre la hierba al cerca de un río.

Pero a esta pieza de origen huasteco le ha caído una “maldición” ya que los campesinos de la comunidad indígena de Tepetitlá creen que es una “” y que está causando numerosos males en la comunidad y por ello están dispuestos a destruirla si el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y las autoridades municipales no abogan por retirarla del lugar. Hasta el momento, parece que el INAH ha mostrado indiferencia ante este hecho, según comentó el periódico La Jornada pese a que los lugareños ya informaron y solicitaron su actuación.

Los vecinos remolcaron y arrojaron la pieza al fondo de un barranco boscoso a unos 4 kilómetros de esta ciudad tras atribuirle algunas “desgracias”.

Cipriano San Juan, uno de los vecinos de Tepetitlá que fue curandero y chamán, aseguró a este periódico que “una señora se murió de una y hubo un incendio en la casa donde estaba guardada la pieza. Luego nos dijeron que era una bruja y que lo mejor era sacarla del pueblo”.

Por este motivo los vecinos se organizaron para trasladar y dejar la pieza cerca del río. “La arrastramos con una cuerda y la dejamos cerca del río, porque es en los ríos donde viven las brujas”, comentó San Juan.

San Juan también comentó que en otras ocasiones encontraron otras piedras con formas de hombres y piensa, por ello, que vienen del infierno y fueron destruidas o regaladas a un profesor de Tepetitlá.

Es probable que esta pieza prehispánica sea parte de algunos vestigios de una ciudad huasteca que abarcaba parte de esta localidad. Carlos Hernández, antropólogo del INAH dió a conocer este dato en 2003.