La Maná es una pequeña ciudad ecuatoriana situada en la provincia de Cotopaxi, a 150 km. de Latacunga, capital de la provincia.

En 1984 un pequeño grupo de buscadores de oro, liderados por el ingeniero Luis Sotomayor, encontró en un túnel más de 300 artefactos desconocidos en su mayoría. Se trataba de una serie de objetos que, según los investigadores, no podían relacionarse con las culturas precolombinas de la región, por lo que rápidamente fueron calificados como artefactos fuera de lugar.